Encaramada en lo alto de las colinas, la comunidad de Monte León ofrece vistas impresionantes de La Manga Club y el Mar Menor.

Aunque esta zona tranquila cuenta con buena accesibilidad, se necesita un coche debido a la inclinación pronunciada.

La piscina comunitaria proporciona el lugar perfecto para relajarse y descansar.